“Inconscientes”, Joaquín Oristrell

Como dice un cartel en inglés de la comedia "Inconscientes" (2004), esta película es una aventura de "proporciones freudianas". Es que, ¿es posible que las teorías del psiquiatra suizo se estén tornando tan sexualmente peligrosas, que sea necesario darle muerte? Es 1913 en Barcelona y tras el sospechoso abandono del hogar de su esposo (también psiquiatra), Ana le pide a su cuñado y colega de su marido, que la ayude a encontrarlo. Como si fueran dos investigadores privados, siguen las pistas que ella cree encontrar en los casos clínicos de las pacientes de su marido, encontrándose con sorpresas que transformarán las teorías psicoanalíticas en realidad. Sin saberlo, Sigmund Freud de visita en Cataluña está a punto de ser asesinado, y Ana y Salvador deben impedirlo.