“Montaje cinematográfico, arte de movimiento”, Rafael C. Sánchez

Como dice el gran documentalista chileno Patricio Guzmán, «Montaje cinematográfico, arte de movimiento» es “la mejor herencia” dejada por el realizador, guionista, montajista, investigador y docente Rafael C. Sánchez, el “cura Sánchez”. Un libro fundamental, un libro que nos “enseña a hacer todo el cine”.

Portada del libro Montaje cinematográfico, arte de movimiento.

Primero fueron fotocopias sueltas de las clases de ese gran maestro llamado Demetrio Psijas, hasta que años más tarde se transformó en el ejemplar que me regalé de la reedición de 2003. “Montaje cinematográfico, arte de movimiento” (1970), de Rafael C. Sánchez, es uno de los libros que me ha acompañado durante toda mi vida adulta, pues se trata de una gran escuela escrita para todos los profesionales del cine y el audiovisual. Y dada la enorme comunidad de cinéfilos, incipientes críticos y, por qué no, aquellas personas de otros rubros de la vida que desean autofinanciar su incursión en el séptimo arte, creo que esta es una obra que también está dirigida a ellos, aunque muchos de sus párrafos sean en extremo técnicos.

Entender el montaje como algo que va mucho más allá de la técnica de unir imágenes consecutivamente, es imperante. El montaje es un estado presente en todos los estadios de la producción, desde el guión, pasando por la propia filmación y, finalmente, la edición en la sala de montaje, ya sea en viejas moviolas, islas de edición perdidas aún en algunos lugares del mundo, o en el computador de una gran productora (o en el de la habitación de un estudiante).

Libro "Montaje cinematográfico, arte de movimiento".
Libro “Montaje cinematográfico, arte de movimiento”.

Como el propio autor lo señala en la introducción, “este libro nos enseña a hacer todo el cine”, por lo que marca la importancia de manejar todas las variables presentes en el oficio, desde lo estético hasta lo técnico, eliminando la idea de que el montaje cinematográfico es la mera yuxtaposición de imágenes. En este libro se lee de arte, geometría, óptica o de aspectos estrictamente fílmicos. Por ejemplo, y dado lo fundamental de la composición del cuadro, analiza temas como la sección áurea y las “bellas proporciones” que están presentes tanto en la arquitectura (desde tiempos de la antigua Gracia), pasando por la pintura y, por extensión, hasta en la fotografía y el cine. Y así evoluciona las páginas hasta temas como el horizonte, las diagonales y la búsqueda de perspectivas.

Por supuesto, habla de la escala de planos y también de la iluminación. Sin embargo, y quizás sea esta una de las propuestas más significativas del libro, centra el interés en la composición en movimento, uno de los conocimientos que le da un giro en la cabeza a todo aquel que se sumerge en el estudio del cine. Dicho de otra forma, ayuda a entender cómo un corte entre un plano y otro, respetando ángulos y su posición en la escala, crea una sensación de movimiento (“el cine entero no es otra cosa que una composición dinámica”). Para ello es fundamental también el conocimiento de las posiciones de cámara y la dirección del movimiento de la acción dramática, ya sea en el desplazamiento o la mirada de los personajes.

Libro "Montaje cinematográfico, arte de movimiento".
Libro “Montaje cinematográfico, arte de movimiento”.

Sánchez tenía una buena relación con la música (estudió musicología, armonía, composición y era acordeonista). Por esta misma sensibilidad es que el autor también da mucha importancia a la música y al sonido en el montaje, de lo cual se genera toda una plástica y un ritmo que actúa no por carriles separados de la imagen, sino que en conjunto (en este punto siempre sugiero el libro “La audiovision” de Michel Chion). Inolvidable por esta obra son también algunos términos que si bien no son de autoría de Sánchez, él los explicó con suma claridad, como cut-in, cut-away, head-on, tail-away, eje de acción, cross-cutting, cross-screen, travel-axis, travel-action y tantos otros fundamentales para que los distintos oficios presentes en la producción audiovisual tengan un lenguaje común.

El Autor

Rafael Cristóbal Sánchez (Santiago, Chile, 24 de noviembre de 1920 – 1 de julio de 2006), antes de ser un realizador, montajista, investigador y académico, fue un cura jesuita ordenado en 1938 y que en 1954 abandonó el sacerdocio tras enamorarse de la mujer que finalmente se transformó en su esposa. Sin embargo, siguió ligado a la iglesia a través de la Universidad Católica donde fue Jefe del Departamento de Cine de la Escuela de Artes de la Comunicación y donde fundó el Instituto Fílmico de Chile (allí se formó el afamado documentalista Patricio Guzmán e Ignacio Aliaga, entre otros realizadores chilenos). Entre 1980 y 2001 dictó cursos y seminarios en el Instituto de Estética de la misma casa de estudio.

Libro "Montaje cinematográfico, arte de movimiento".
Libro “Montaje cinematográfico, arte de movimiento”.

El “Cura Sánchez” aprendió cine en centros de producción y postproducción como los “Estudios San Miguel” de Buenos Aires, Argentina; el “National Film Board” de Canadá; “Consolidated Film Industries” y el estudio “Glen-Glenn Sound Co.” en Los Angeles; y en la propia Universidad de California. En 1979 fue nombrado miembro en Nueva York de la Society of Motion Pictures and Engineers (SMPTE).

«Rafael escribió un libro notable, “Montaje Cinematográfico, arte de movimiento” donde aparentemente todas las materias aparecen entremezcladas (pero en relación directa entre sí). Por ejemplo: la composición fotográfica, las posiciones de cámara, la forma musical, el texto narrativo, la artesanía del montaje… Este libro es la mejor herencia que nos deja. Un texto que nos recuerda su voz y sus conocimientos múltiples, donde es capaz de saltar de un sujeto a otro con naturalidad. Un manual producto de la reflexión que escribió poco a poco durante muchos años a medida que él iba descubriendo los secretos del cine. Le recuerdo con nitidez escribiéndolo en su oficina del primer piso del Instituto Fílmico. Es un libro único, inclasificable».

Patricio Guzmán, documentalista

  • Título: Montaje Cinematográfico, Arte de Movimiento
  • Autor: Rafael C. Sánchez
  • Editado por: La Crujía Ediciones | Colección Aperturas
  • ISBN 13: 978-987-1004-38-6
  • Año de la edición citada: 2003 (La Crujía – Argentina) | Tercera reimpresión 2008
  • Año de la edición original: 1970 (Ediciones Nueva Universidad / Editorial Pomaire)
  • Páginas: 389

Más información sobre Rafael C. Sánchez en:

Rafael C. Sánchez, autor de Montaje cinematográfico, arte de movimiento

Rafael Cristóbal Sánchez falleció a los 85 años el 1 de julio de 2006. Dirigió un largometraje de ficción, “El Cuerpo y la sangre” (1962) y más de 20 documentales, como “Las Callampas” (1957) y “La cara tiznada de Dios” (1963), entre muchos otros.


por Denis Eduardo Leyton

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s